Archivos Mensuales: febrero 2014

La policía impidió mi protesta en Córdoba por la inmatriculación de la Mezquita

El pasado diciembre fui invitado a presentar mi libro de monólogos “‘La vida en r▼sa, en r☭jo y en vi♀leta” en La Tejedora, Mercado Social de Córdoba. Con ese motivo decidí organizar una protesta por la impúdica apropiación de la Mezquita por parte de la Iglesia Católica con el mecanismo inventado por Aznar llamado “inmatriculación”. El Ayuntamiento del PP de la capital cordobesa debía estar sobre aviso y, fiel a su modus operandi, impidió que pudiese estar en el muro exterior ni cinco minutos. A los pocos minutos de llegar aparecieron numeroso coches patrulla que me exigieron de muy malas maneras (y pidiéndome el DNI para multarme y detenerme si continuaba allí) que me alejase del espacio público. No permitieron que explicase la razón de mis carteles denunciando este robo de la Iglesia de un espacio público (si vosotros os la quedáis para imponer misoginia y homofobia, nosotrxs la reclamamos como Mezquita Social en la que sólo pueda acceder quien sea feminista u homosexual, ¿qué os parecería?). Diario Cordópolis explicaba así mi acción en la Mezquita:

Shangay Lily protesta por la inmatriculación de la Mezquita

MANUEL J. ALBERT | 12 de diciembre de 2013 a las 20:13 
 
 

Shangay Lilly, esta tarde, en la Mezquita. | MADERO CUBERO

Shangay Lilly, esta tarde, en la Mezquita. | MADERO CUBERO

El activista cuelga dos carteles criticando la discriminación de la Iglesia hacia gays y feministas y un policía local le obliga a retirarlos

Portando una bandera del arco iris y acompañado de un par de personas, el escritor y actor Shangay Lily ha protestado esta tarde junto a la Mezquita de Córdoba por la inmatriculación que hizo la Iglesia del monumento en 2006. Asimismo, el activista ha colgado dos carteles quejándose de la discriminación y “ataques del obispo de Córdoba” a los homosexuales y a las feministas.

Hace casi un año, una carta firmada por el obispo de Córdoba, Demetrio Fernández y titulada ‘La ideología de género rompe la familia’, atacaba la libre elección de género y orientación sexual de las personas. Además, era especialmente dura con el feminismo. “Relacionar con la naturaleza, y por tanto con Dios, mi identidad sexual es una esclavitud de la que la persona tiene que liberarse, según esta ideología equivocada. De aquí viene un cierto feminismo radical, que rompe con Dios y con la propia naturaleza, tal como Dios la ha hecho. Un feminismo que se va extendiendo implacablemente, incluso en las escuelas. La iglesia católica es odiada por los promotores de la ideología de género, precisamente porque se opone rotundamente a esto”, afirmaba el obispo.

A opiniones así, Shangay Lily ha respondido hoy con un mensaje: “Mezquita Social. Entrada solo homosexuales y feministas”. Ese era el texto que podía leerse en los dos pasquines impresos y colgados en una de las puertas del templo. Ambos carteles apenas han durado allí un minuto. Al instante, ha aparecido un coche de la policía local y uno de los agentes ha pedido la documentación a Shangay, quien ha afirmado que no la llevaba encima. “Tiene que retirar estos carteles”, le ha dicho el policía, “esto es patrimonio de la humanidad”. A esto, el escritor le ha respondido que no, “esto es propiedad de la Iglesia católica, que ni paga IBI ni IVA ni nada”. No obstante, ha quitado los dos problemas.

El activista Shangay Lily presenta su libro La vida en rosa, en rojo y en violeta, a las 20.30 en La Tejedora, Mercado Social de Córdoba.

Shangay Lily retira los carteles por la presencia policial FOTO: MADERO CUBERO

Shangay Lily retira los carteles por la presencia policial FOTO: MADERO CUBERO

Anuncios

Shangay Lily entrevistado en Tercera Información Córdoba

logo_3i

Shangay Lily: “tenemos que colarnos por las grietas del sistema para hacer ver que su discurso, su modelo, es una mentira”

Shangay Lily presenta su último libro -“La vida en rosa, en rojo y en violeta”- acompañado por Alba Doblas, parlamentaria de IU por Córdoba y portavoz en materia de igualdad del Grupo parlamentario de IULV-CA, el Jueves 12 de Diciembre a las 20:30 h. en La Tejedora, sede del Mercao Social de Córdoba (C/ Gutiérrez de los Ríos, 10).

España | Ana Fernández Reyes | 12-12-2013
shangaysevilla1. ¿Cuáles crees que son las razones de que la sociedad patriarcal se mantenga hasta nuestros días?
El patriarcado es un negocio, una red de intereses que desembocó en el capitalismo y que necesita el margen económico del trabajo femenino para mantener el modelo desastroso capitalista a costa de la miseria de ¾ partes de la población mundial y de la opresión del 50% de la humanidad, las mujeres, que aportan trabajo sin cobrar.
2. ¿Qué valor y efectividad tiene la performance como lucha política?

Especialmente en estos tiempos de represión y criminalización de la disidencia a ese modelo neoliberal capitalista es esencial que sigamos gritando que no tenemos miedo, que el miedo va a cambiar de bando. Y en ese sentido las acciones, las performances, hablan más que mil palabras que ellos ahogarán en su maquinaria mediática, represora. Yo hablo de las grietas del sistema que empiezan a verse, tenemos que encontrar esas grietas del sistema y colarnos por ellas para hacer ver que su discurso, su modelo, es una mentira. Eso lo hacen las acciones inexplicables, lo inesperado, lo que escapa a Matrix, los puntos de fuga, como cuando rompí la foto de Esperanza Aguirre en Telemadrid, le dije homófobo a Rajoy en su cara, les planté una bandera gay a los cristofascistas en las JMJ o le escupí al medallón de Franco en Salamanca… son acciones rápidas y claras que no pueden diluir en su maquinaria propagandística. El artivismo (arte y activismo), como lo llamo yo, le grita al sistema capitalista que no nos interesa, que no hay diálogo posible con quién miente, manipula e invisibiliza. El artivismo es una guerrilla intelectual que levanta la cortina de Oz para demostrar que todo es una mentira.

3. ¿Crees que se pueden crear, sin contradicciones, espacios de transgresión al sistema capitalista y patriarcal?

Creo que hay que sobrevivir, que hay que no seguirles el juego y autoexiliarnos. Pero no creo en trabajar desde dentro del sistema. Todos los que han declarado estar dinamitando el sistema desde dentro han acabado vendidos al sistema. Son los discursos posmodernos que pretendían que todo vale porque “el capitalismo es invencible”. No es cierto. El capitalismo está agonizando y hay que crear nuevas alternativas. Creo que la comodidad y la pereza son enemigos de la disidencia.

4. ¿Qué hacemos para parar leyes como la del aborto o la reforma del Código Penal sobre la explotación sexual?

Luchar. No es un concepto tan difícil de entender. Creo que hay muchas personas que se declaran de izquierdas (un saludo PSOE) y que gastan todas sus energías en justificar sus traiciones. En enviar el mensaje de que el capitalismo es invencible. Creo que el capitalismo está agonizando y gasta mucho dinero, esfuerzo y tiempo en ocultar su decadencia. Y que muchos quieren una porción de la tarta que es la pose revolucionaria que vende un mensaje de disidencia controlada dentro del sistema. El artivismo debe ser genuino en contenido y forma, no quedarse en la forma. El sistema tiene un problema, depende de la buena prensa y de engañar a grandes porciones de población, basta con que un ciudadano señale la mentira para que este juego se vuelva imposible.No aceptéis sus sobornos y decid NO.

5. ¿Crees que el feminismo académico y/o institucional responde a la realidad social?

No. Creo que la academia en general es el mayor colaboracionista del sistema. La academia, esas monolíticas estructuras universitarias, han vivido a base de apropiarse de la voz de la calle y convertirla en algo elitista, inofensivo. El feminismo no es una excepción. El verdadero feminismo surgió de las entrañas de mujeres disidentes, aunque la lucha de mujeres burguesas intelectuales, igualmente disidentes, ha sido esencial, muchas y muchos han encerrado el feminismo en un elitismo académico que lo hace inofensivo. El feminismo es algo visceral aunque muy elaborado. El patriarcado ha sobrnado al feminismo para desactivarlo porque la revolución feminista sigue siendo su mayor amenaza. Si las mujeres dejan de colaborar el sistema se hunde. Pero cada vez hay más “esclavas agradecidas”, mujeristas que proclaman ser las verdaderas feministas boicoteando la lucha de clases y vendiendo el privilegio como avance.

6. ¿Qué papel juegan los proyectos de autogestión y trabajo colectivo en la lucha contra el sistema capitalista y patriarcal?

Son esenciales. Creerse capaz de gestionar nuevos modelos, de escapar a la comodidad, al monopolio capitalista, de no secundar el “contrato de adhesión2 que plataformas como Facebook o twitter suponen, es la única vía de crear una alternativa. Si seguimos adhiriéndonos a los modelos ya existentes para intentar a través de ellos hacer disidencia pronto nos encontraremos con una sofisticada censura que nos impide expresar lo inexpresable para Matrix. La poeta, feminista, lesbiana negra Audre Lorde lo expresó muy bien: “no se puede desmontar la casa del amo con las herramientas del amo”.

7. ¿Cuánto de tu pensamiento hay en el nuevo libro que presentas “La vida en rosa, en rojo y en violeta”?

Todo. En este libro publicado con la cooperativa editorial Atrapasueños he reunido mis textos teatrales de los últimos 11 años y me he encontrado con lo mejor de mi pensamiento. El humor como herramienta performativa de los (y las) homosexuales le aporta un punto de accesible, de bajar la guardia, que hace especialmente identificable el mensaje.

Fuente: Tercera Información